Lo primero que hay que tener en cuenta al hablar de la necesidad o no de una prótesis de cadera, son sus características anatómicas. El traumatólogo Ignacio Ríos Bordón, director de la Unidad de Preservación de la cadera que se ha puesto recientemente en marcha en el Hospital Quirónsalud TenerifeEste enlace se abrirá en una ventana nueva, nos explica que se trata de una articulación grande, estable y con mucha movilidad, encargada de soportar y transmitir el peso del tronco a las extremidades inferiores al tiempo que permite al organismo efectuar los movimientos necesarios para mantener la marcha, permanecer de pie, sentarse, etc. Sin embargo, pueden darse ciertas condiciones tanto anatómicas como externas que provoquen lesiones dolorosas o problemas de movilidad que lleguen a desembocar en una artrosis que recomiende implantar una prótesis.

prevenir la protesis de cadera

El objetivo de esta nueva unidad, comenta el doctor, "es la prevención, es decir, hacer todo lo posible para evitar la aparición de artrosis y, por tanto, la necesidad de una prótesis. Pero por desgracia esto en ocasiones no es posible, y en esos casos lo que procuramos es seleccionar el implante más adecuado para cada paciente".

Cirugía de precisión

Hoy en día, gracias a la artroscopia, el paciente se recupera a gran velocidad, se puede ir a casa el mismo día de la intervención e incluso los deportistas de élite pueden reincorporarse a su actividad con bastante celeridad. Esta técnica, tal y como nos describe el doctor Ríos, se hace accediendo a la cadera a través de 2 o 3 orificios de 1 cm de largo. Por una de ellas se introduce el artroscopio, que es una cámara de 5 mm con la que el cirujano ve el interior, y por las otras dos incisiones entra el material quirúrgico necesario.

Prevención: información necesaria para padres y niños

"Es necesario que la población comprenda que no todas las caderas están hechas para todos los deportes", nos comenta el traumatólogo, que recomienda hacer un seguimiento más estrecho a los niños que empiezan a practicar deportes como fútbol, artes marciales, ballet o gimnasia rítmica, para incluir exploraciones adecuadas en los reconocimientos médicos. Así, si se considera necesario, se puede recomendar el cambio de actividad física o un seguimiento más riguroso para controlar la aparición de síntomas.

Patologías en deportistas jóvenes
lesion de cadera en deportistas jóvenes

La más frecuente es la rotura del labrum, que es el tejido cartilaginoso que rodea la cadera, similar al menisco de la rodilla, encargado de estabilizar y sellar la articulación. Ciertas disposiciones anatómicas o formaciones óseas anómalas pueden causar el choche entre la cabeza y el cuello del fémur y el acetábulo, que es la cavidad donde encaja, y ocasionar la rotura. Esta lesión es la primera causa de artrosis de cadera y el motivo más frecuente de dolor en el deportista.

El especialista puntualiza que "uno de los problemas añadidos a esta patología es que en muchas ocasiones las lesiones labrales están ocultas tras osteopatías de pubis, tendinitis recurrentes de aductores, sacroileitis y tendinitis de glúteo medio, por lo que en la mayoría de las veces llegan a la consulta tras años de tratamientos fallidos".

En este sentido, el diagnóstico precoz es de vital importancia. Si el choque se trata a tiempo se frena el desgaste de la articulación y se evita la necesidad de implantar una prótesis.

Etiquetas