Qué es el Jet-lag

El jet-lag es una alteración del ritmo circadiano que aparece cuando una persona atraviesa de forma rápida distintos husos horarios (generalmente en viajes trasnmeridianos), alterando ciertas funciones del organismo y del ritmo vigilia-sueño. El jet-lag se genera por un desajuste brusco y repentino entre el horario original del individuo y el del lugar de destino.

La explicación biológica

Francisco Javier Agudo Díaz, especialista en Medicina del trabajo de Quirónprevención, revela que "muchas de las funciones que lleva a cabo nuestro organismo, como la digestión, la actividad cerebral o la temperatura corporal, están reguladas bajo la influencia del ritmo circadiano", que presenta un ciclo de, aproximadamente, 24 horas. Nuestro cuerpo cuenta con un "marcapasos" que identifica la situación lumínica del momento y pauta el comportamiento de nuestro ritmo biológico, haciendo que nuestro organismo se adapte a un determinado huso horario en función de la luz solar.

A la vez, existen una serie de factores externos, los "sincronizadores" que también influyen en este ritmo biológico entre los que se encuentran los estímulos lumínicos, los momentos programados para alimentarnos, para hacer una siesta, el horario laboral, etc.

Síntomas del jet-lag

El experto afirma que lo habitual es que aparezcan entre el primer y el segundo día después del viaje, y su intensidad depende de factores individuales como la edad, la presencia de enfermedades crónicas o la temperatura del lugar de destino. Los más frecuentes son:

  • Insomnio
  • Alteraciones durante el sueño o descanso de mala calidad
  • Cansancio y somnolencia, especialmente en las horas en las que el individuo estaría durmiendo en su lugar de origen
  • Malestar general e irritabilidad
  • Dolor de cabeza
  • Dificultad para concentrarse, lapsus verbales y de memoria
  • Alteraciones en el aparato digestivo: náuseas, cambio del ritmo intestinal, dispepsias, etc.

La gravedad y persistencia de los síntomas también variará en función de si viajamos al este o al oeste, siendo mayor en el primer caso.

En qué consiste el Jet-lagEn qué consiste el Jet-lag

¿Se puede tratar el jet-lag?

Aunque la única solución real para curar el jet-lag es el tiempo, sí hay algunas recomendaciones que pueden ayudar, dependiendo de la duración de la estancia en el lugar de destino. Así, en viajes de corta duración (inferior a 8-10 días) no se recomienda buscar la adaptación total, ya que cuando el organismo empieza a adaptarse al nuevo ritmo horario, la persona tiene que regresar a su ciudad de origen y, consecuentemente, readaptarse de nuevo. Sin embargo, cuando la duración es superior, sí se hará necesaria una adaptación y será aconsejable seguir las siguientes pautas:

  • Intentar tener un solo periodo de sueño al día, adelantando o retrasando la hora de dormir en el país de destino en función de si hemos viajado al este o al oeste.
  • Realizar varias comidas ligeras al día.
  • Existen medicamentos para aliviar los síntomas, pero siempre deben tomar bajo prescripción médica

Recomendaciones generales para el viaje

  • Programar el viaje con antelación para evitar imprevistos físicos o profesionales que alteren nuestra llegada.
  • No tomar alimentos flatulentos en las horas previas al vuelo, ya que pueden generar molestias durante el viaje.
  • Llevar ropa cómoda y que no apriete.
  • Dar paseos cada hora para estirar los músculos.
  • Ajustar la hora de nuestro reloj o dispositivos electrónicos antes de llegar al lugar de destino.
  • A la llegada, tratar de adaptarse al nuevo horario evitando dormir o comer a deshoras.
Etiquetas