Teniendo en cuenta que la enfermedad renal causada por diabetes es la principal causa de entrada en diálisis de los pacientes diabéticos, estos primeros resultados son esperanzadores.

Equipo de Nefropatia de IIS-FJD

El descubrimiento ha tenido lugar en un equipo de investigadores del Instituto de Investigación Sanitaria de la Fundación Jiménez Díaz (IIS-FJD) y la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), dirigido por la doctora Carmen Gómez-Guerrero, investigadora del Grupo de Nefrología del IIS-FJD, profesora de la UAM ,y el doctor Jesús Egido de los Ríos, jefe del Servicio de Nefrología del mismo centro y catedrático de la misma universidad. El compuesto estudiado se trata de una molécula capaz de atravesar la barrera celular de una de las rutas de señalización intracelular que se activan durante la diabetes y que acaban causando inflamación crónica y daño renal en los enfermos diabéticos.

Enfermedad renal causada por diabetes

Para entenderlo mejor, hay que tener en cuenta que los altos niveles de azúcar caudados por la falta de insulina característica de la diabetes provocan efectos perjudiciales en las células del riñón. Pues bien, este nuevo compuesto logra penetrar en estas células e inhibir los efectos dañinos. En palabras de la doctora Gómez-Guerrero, "el nuevo compuesto ha demostrado ser capaz de reducir la excreción de albúmina en la orina y el daño renal, por lo que se perfila como un tratamiento de futuro para preservar la función renal en los pacientes diabéticos y evitar su entrada en la diálisis".

Por su parte, el doctor Egido de los Ríos amplía la información: "Tras años investigando compuestos que pudieran frenar la progresión de la diabetes a largo plazo, como la nefropatía diabética, hemos conseguido identificar un tratamiento efectivo en ratones diabéticos que no solo reduce la inflamación, sino que retarda el avance de la enfermedad; nuestro objetivo ahora es iniciar su desarrollo preclínico para plantear las primeras fases de ensayos con pacientes".

La nefropatía diabética causa alrededor del 40% de las entradas en diálisis de los pacientes diabéticos y en la actualidad no se conocen tratamientos efectivos para curarla, sino que se aplican pautas de control de peso, dieta, índices de glucemia, reducción de la grasa corporal, vigilancia de la tensión arterial, etc, que resultan insuficientes. Por tanto, los resultados positivos obtenidos en el estudio realizado con ratones de laboratorio abren la puerta a una vía de curación que mejora las expectativas de todos los enfermos de diabetes.

Etiquetas